Tu ginecólogo no quiere que sepas esto… El producto que destruye los hongos, bacterias y mal olor de «allí abajo».

Belleza 20801 Visitas

Toda mujer sabe lo importante que es mantener sus partes íntimas sanas y limpias.

También tiene presente que, más allá de lo estético, es una cuestión de salud mantener la “zona V” libre de hongos y malos olores.

Por ello es que en el mercado existen infinidad de productos y cosméticos diseñados para la limpieza vaginal que, además de costosos, en muchos casos son contraproducentes para la salud, porque evitan que la vagina se regule de manera natural, lo que a la larga puede ocasionar más inconvenientes que beneficios.

Sin embargo, la batalla no está perdida. La Madre Naturaleza cuenta con gran cantidad de aliados, que pueden ayudarte a equilibrar tu zona íntima, sin afectar su funcionamiento natural.

Generalmente, los productos químicos creados para el aseo íntimo, afectan la flora bacteriana que naturalmente tiene — y debe tener- tu vagina, lo que a la larga puede ocasionar que sufras

de afecciones con resequedad, infecciones y hongos, pero con estos “trucos de la abuela”, te garantizarnos que obtendrás mejores resultados.

Cada uno de estos remedios caseros, están te ayudarán a evitar la aparición de infecciones y resequedad porque se refuerzan la flora bacteriana de tu “zona V”.

 

Así que toma lápiz y papel y anota estos interesantes trucos.

 

Vinagre:

El vinagre blanco es un aliado increíble a la hora de combatir malos olores en tu “zona V”. Lo que debes hacer es mezclar dos vasos de agua tibia con dos cucharaditas de vinagre y colocarlo sobre tu vulva y enjuagar con agua tibia.

Áloe Vera:

El mágico aloe vera (o sábila) es otro gran aliado de tu vagina. Debes extraer e1 gel que se obtiene en la planta y mezclarlo con dos tazas de agua y verterlo en la vagina. Para finalizar, debes enjuagar la zona con abundante agua tibia.

Hojas de limón:

Prepara una infusión con medio litro de agua (500 ml) y un pufiado de hojas de limón, hiervelas pct 15 minutos, déjalas reposar y filtra el líquido para que puedas aplicarlo sobre tu vulva.

Vinagre de sidra de manzana:

Si tienes la posibilidad de usar una tina o bañera, este tip puede ser realmente útil. Sólo debes preparar un baño normal y agregar una cucharada de vinagre al agua y sumergirse unos minutos en ella.

Yogurt:

Compra yogurt natural y enjuaga tu vulva con él. Termina el tratamiento lavando la zona con abundante agua templada.

Loading...
Compartir

Comentarios