loading...

El té que se está ocultando porque sirve para todo. No hay enfermedad que se escape de él.

Remedios 5059 Visitas

El té de rooibos es una bebida que se prepara a base de un arbusto de origen sudafricano. El nombre científico por el que se conoce esta planta es Aspalathus Linearis.

Dicha infusión tiene muchas propiedades, por lo que sirve para tratar problemas digestivos, perder peso, aliviar el estrés, y mucho más. A continuación, enlistamos algunos de los beneficios que nos trae consumir este té.

Problemas digestivos e intestinales

Este té es bueno para tratar problemas intestinales y digestivos debido a sus propiedades antiinflamatorias y antiespasmódicas. Ambas logran aliviar los dolores relacionados con los cólicos gástricos, diarrea, estreñimiento y flatulencias. Al ingerirlo luego de las comidas, mejorará la digestión y evitará la acidez. De igual forma, contribuye a eliminar las náuseas y los vómitos.

Dientes y huesos

El té tiene mucho magnesio, calcio, flúor, todas esenciales para el buen desarrollo de los dientes y los huesos. Si quieres combatir las caries o la osteoporosis en los huesos, comienza a consumir este rico té cuanto antes.

Envejecimiento

Esta infusión es muy buena para hacer frente a los dañinos radicales libres. Esto se debe a su alto contenido de flavonoides, vitamina C, antioxidantes y quercitina. De esta manera, logra retrasar el envejecimiento promovido por los radicales libres. Por si fuera poco, también evita el desarrollo de ciertas enfermedades relacionadas con este mismo factor.

La piel

Ya hemos mencionado que esta infusión es rica en antioxidantes. Gracias a ello, su ingesta nos ayuda a combatir distintas infecciones dermatológicas. Algunas de las más comunes son dermatitis del pañal, irritaciones, Alergias y eczema. Algo que debemos aclarar es que dichos efectos los consumimos al ingerirlo oralmente. Todavía no se comprueba ningún resultado al aplicarlo de manera tópica.

Perder peso

El té de rooibos posee propiedades diuréticas suaves, y regula los niveles de sodio y potasio del cuerpo. gracias a esto, puede prevenir y eliminar la retención de líquido. Esto, a su vez, deshinchará al cuerpo y reducirá la pesadez de las piernas.

Salud bucal

Debido a sus propiedades antibacterianas, contribuye a aliviar problemas como la faringitis y laringitis. También reduce las aftas y reduce la inflamación provocada por la gingivitis. Para recibir estos beneficios, debemos hacer gárgaras con el té o simplemente consumirlo.

Sistema nervioso

Tanto el magnesio como el potasio presente en este té, ayudan a equilibrar el sistema nervioso y el rendimiento mental. De la misma manera, se piensa que combate los mareos, insomnio y más problemas relacionados con la fatiga crónica y debilidad muscular.

Hígado graso

Debido a su alto contenido de antioxidantes, puede depurar y desintoxicar todo el cuerpo. Asimismo, activa las enzimas AMPK, lo que le da la propiedad hepatoprotectora. Esta última te ayuda a combatir síndromes metabólicos y el hígado graso.

Alergias

Su propiedad antihistamínica la debe a sus propiedades antioxidantes y fitoquímicos. Esto hace a este té muy bueno para combatir alergias al polen, la humedad y algunos alimentos. Una ventaja de esta infusión sobre los medicamentos, es que el té no produce somnolencia.

Estrés

De acuerdo con varios estudios, el té de rooibos afecta en la producción de cortisol. Esta hormona es la encargada de provocarnos estrés. Pero al detener su producción, nos ayuda a controlar la ansiedad y la hipertensión.

Sistema cardiaco

Su alto contenido de antioxidante y la capacidad de reducir el colesterol en la sangre lo hacen muy bueno para el corazón. De esta manera, ayuda a prevenir las causas de los problemas culinarios. Asimismo, nos ayuda a adelgazar, por lo que es recomendado a personas con sobrepeso u obesidad.

Diabetes

Este té ayuda a eliminar ciertas hormonas en los diabéticos y regula los niveles de azúcar en la sangre. De igual forma, regula el apetito y nos ayuda a controlar la cantidad de hidratos de carbono que consumimos.

Hipertensión

Esta infusión es rica en quercetina, un potente antioxidante que nos beneficia mucho. Dicha infusión posee propiedades broncodilatador, que contribuye a reducir la presión arterial.

Retención de líquidos

Sus componentes básicos son los que le dan a esta infusión su poder diurético natural. De esta manera, ayuda a desintoxicar el cuerpo y purificar el organismo. También elimina toxinas y otras sustancias tóxicas por medio de la orina.

Reduce el ácido del cuerpo

Generalmente, este té está presente en casi todas las dietas alcalinas. Y es que sus propiedades alcalinizantes son inigualables. Además, al no poseer cafeína, lo puede ingerir cualquier persona, lleve o no una dieta.

Preparación del té de rooibos

Antes de comenzar a explicarte cómo se prepara, es bueno resaltar que este té lo podemos consumir frío o caliente. Los pasos que debemos dar para prepararlo son muy sencillos. El primero consiste en poner a hervir 1 litro de agua. Cuando llegue al punto de ebullición, añadimos un puñado de hebras u hojas de rooibos y apagamos el fuego. Ahora, dejamos reposar entre 5 y 10 minutos. Finalmente lo endulzamos y servimos frío o caliente. De manera opcional le podemos añadir leche si está caliente, o preparar una batida de frutas si está frío.

 

Esta planta se ha hecho  muy popular debido al uso que se hace de sus hojas en preparaciones como infusiones, al que también se le conoce como (té rojo sudafricano) el cual está posicionado como uno de los productos 100% orgánicos y naturales más vendido en Amazon obteniendo el título de #1 Best Seller (lo más vendido).

Compartir

Comentarios