COLCHÓN LLENO DE ÁCAROS: AQUÍ TIENES EL TRUCO DE LA ABUELA PARA DESHACERTE DE ELLOS PARA SIEMPRE

Uncategorized 243 Visitas

Los ácaros son diminutos arácnidos que se alimentan de escamas de piel humana y se encuentran comúnmente en los colchones, lo que puede causar problemas de salud, especialmente para las personas alérgicas. Afortunadamente, tenemos un truco de la abuela para deshacerte de ellos de una vez por todas.

EL PROBLEMA DE LOS ÁCAROS EN EL COLCHÓN
Los colchones son el lugar perfecto para que los ácaros se reproduzcan, ya que encuentran allí un ambiente cálido y húmedo, así como una fuente constante de alimento en forma de piel humana. Esto puede provocar problemas de alergias y asma en las personas sensibles.

Aprende qué son los ácaros de cama y descubre 7 tips para eliminar estos ácaros de tu colchón con productos caseros que no dañan tu cama.

Si i quieres eliminar ácaros de cama de tu colchón, debes hacer más que cambiar la ropa de cama, porque aunque duermas sobre sábanas limpias, el problema se esconde en las fibras del colchón, solo que no los ves porque los ácaros son imperceptibles a la vista. Por eso, hemos reunido 7 trucos infalibles para sacar los diminutos ácaros de cama, ¡Comencemos!

¿Qué son los ácaros de cama?
Los ácaros de cama son pequeños artrópodos de la familia de los arácnidos. Sus lugares favoritos para estar: el polvo y todo tipo de tejidos. Es por ello que los colchones, edredones, sábanas y todo tipo de almohadas suelen ser sus lugares predilectos para vivir.

Estos bichos microscópicos llegan sin invitación a los colchones, hambrientos de piel muerta. Sabrás de su presencia porque sus excreciones ocasionan problemas de salud, como reacciones alérgicas.

Algo más que debes saber sobre estos organismos, es que los ambientes húmedos y las temperaturas entre 25 y 30 grados favorecen su reproducción con mayor facilidad.

Cómo detectar si hay ácaros en tu cama
Los ácaros miden entre 0,2 a 0,5 mm, son tan diminutos que prácticamente son imperceptibles al ojo humano. Lo cual dificulta verlos a simple vista e identificar cuando tenemos su presencia en la cama.

¿Entonces, cómo sabemos qué nos han invadido? Si presentas alguno de los síntomas que se detallarán a continuación podrías estar en presencia de ácaros.

Tos
Picazón en la piel
Cansancio
Sarpullidos
Rinitis
Asma
Eccemas en la piel
Presión en el pecho

Picazón en la piel por presencia de ácaros de cama
También es posible que no manifiestes alguno de estos síntomas agudos. En ese caso, responde el siguiente test que te será de gran utilidad para saber si te están afectando los ácaros:

¿Los estornudos son frecuentes cuando estás en la cama?
¿Te suele gotear la nariz al caer la luz del sol?
¿Lloras y sientes picor en los ojos sin ninguna explicación?
¿Sufres de congestión nasal constantemente?
¿Sientes presión y dolor en la cara?
¿En ocasiones tienen dificultad para respirar?
Si has dicho sí a varios de estos síntomas, es muy posible que sea a causa de los ácaros.

¿Qué pasa si me pica un ácaro?
Las picaduras de ácaros de cama son poco comunes, pero pueden suceder, solo que la sentirás hasta después de que haya ocurrido. Cuando pasa, aparecen ampollas o comenzarás a sentir picores intensos en los pliegues de la piel.

A priori la solución más eficaz es tomar una ducha, lavar la ropa que estabas usando y la de cama con agua caliente y abundante jabón. Otro remedio infalible para aliviar la picazón es usar cremas antihistamínicas o algún analgésico de venta libre.

¿Cuánto tiempo puede vivir un ácaro de cama en mi colchón?
Los ácaros de cama viven alrededor de un mes, sin embargo, toma en cuenta que se reproducen muy fácilmente, por lo tanto, debes eliminarlos por completo de tu colchón para que mates hasta sus huevos. Estos insectos no soportan temperaturas muy altas, es decir, mayores a los 55 o 60 grados centígrados, por eso luego de lavar tu ropa de cama y almohadas con agua caliente, es ideal que la pases por la secadora.

A continuación mira los trucos que puedes aplicar para sacar los ácaros de cama de tu colchón.

7 tips prácticos para eliminar ácaros de cama de tu colchón y sábanas
Te dejamos los mejores tips para incluir a tu rutina de limpieza y deshacerte de los ácaros de tu colchón. ¡Manos a la obra!

  1. Elimina ácaros con aspiradora y bicarbonato de sodio
    Al combinar estos dos elementos, podrás limpiar tu colchón de manera correcta y eliminar los ácaros del polvo de forma efectiva. Para ello, necesitarás los siguientes elementos: una aspiradora con filtro HEPA, el accesorio de cepillo y bicarbonato en polvo.

El paso a paso:

Espolvorea bicarbonato de sodio por toda la superficie del colchón. Presta especial atención a las esquinas y reserva un poco para la base, en especial si usas somier.
Deja actuar el producto por un par de horas.
Pasa la aspiradora por toda la superficie hasta remover por completo el bicarbonato.
Coloca sábanas limpias y disfruta de un colchón libre de ácaros.
Para garantizar una efectiva limpieza, es crucial llevar a cabo una minuciosa remoción del polvo en la habitación.

  1. Combina bicarbonato de sodio y aceites esenciales
    Necesitarás bicarbonato de sodio, aceite esencial de tu preferencia y un rociador.

Prepara una mezcla de aceite con bicarbonato.
Coloca el colchón en un espacio abierto, preferiblemente donde le dé la luz del sol.
Rocía toda la superficie del colchón con la mezcla y deja actuar por una a dos horas.
Voltea el colchón y repite el proceso. No olvides la tapicería de la cama.

  1. Usa vinagre para limpiar tu colchón
    El vinagre blanco, sí el mismo que usas para cocinar, contiene ácidos orgánicos ideales para eliminar los ácaros y hasta las chinches del colchón. Y no tienes que hacer gran cosa, solo preparar una mezcla de vinagre y agua.

Esparce la mezcla por todo el colchón. Usa un rociador o un paño húmedo.
Deja actuar la solución unos minutos.
Una vez que esté bien seco el colchón, coloca ropa de cama limpia. ¡Adiós ácaros!

  1. Haz limpieza con vapor
    Las máquinas de vapor son grandes aliadas para ponerle fin a la proliferación de ácaros y son ideales para limpiar el colchón, las fundas de almohadas, peluches, el protector del colchón y hasta el filtro del aire acondicionado.

Lee atentamente las instrucciones de uso de la máquina y comienza el proceso de limpieza. Es importante que, después de utilizar la máquina de vapor, permitas que el colchón se seque por completo para evitar cualquier rastro de humedad, ya que esto puede propiciar la proliferación de ácaros.

  1. Usa productos antiácaros
    Los acaricidas son una gran opción para mantener limpia tu cama. Se consiguen en los almacenes junto a los productos de limpieza. Están hechos para usar sobre colchones, muebles, alfombras, etc. y no son tóxicos.
  2. Hacer un lavado profundo de tu ropa de cama
    La limpieza general de la habitación es importante, tanto como lavar muy bien todos los accesorios de la cama. Es decir, sábanas, fundas de colchón, edredones y poner especial atención en cómo lavar las almohadas.
  3. Cambia de colchón
    Y si lo que deseas es eliminar de raíz el problema, te aconsejamos optar por un buen colchón que evita la proliferación de ácaros.

¿Cómo prevenir la aparición de ácaros en tu colchón?
Combate la presencia de ácaros de cama y mejora la calidad de tu sueño siguiendo estos sencillos consejos:

‍Cambiar las sábanas y fundas de almohadas con regularidad: la higiene es fundamental en la prevención. Lo ideal es iniciar la semana con sábanas y fundas limpias, máximo cada dos.
‍‍
Considera usar un protector de colchón: ideales para asegurar la calidad de tu colchón por mucho más tiempo.

Lavar los edredones: se recomienda hacer cada seis meses para no comprometer su calidad. Pero puedes aspirarlos para controlar la proliferación de ácaros.
‍‍
Contra el calor y la humedad: te será de gran utilidad un colchón capaz de controlar ambas factores.

Ventila los ambientes: abre las ventanas de toda la casa, en especial, la de las habitaciones y deja correr el aire por unos minutos. Además de un ambiente renovado, es perfecto para reducir malos olores.
‍‍
Evita peluches, alfombras o muchos libros en la recámara: estos objetos suelen acumular polvo, por tanto, ofrecerle el hábitat especial que los ácaros necesitan para reproducirse.
‍‍
Usa deshumidificadores: son grandes aliados para controlar la humedad en el dormitorio. Se recomienda que esté en 50 %.
Cuidarse de los ácaros de cama es sencillo, solo tienes que poner en práctica estos consejos y realizar mantenimiento oportuno a tus equipos de descanso.

Compartir

Comentarios