nada traes nada te llevas

Reflexiones 1754 Visitas

No hay nada mejor que ser humildes, así muestras como te educaron tus padres a ser sencillos, serviciales,con tu familia y con la sociedad. La humildad es un don muy sagrado, tenemos que respetarlo, es una gran virtud. Es por eso que hay que trabajar para vivir siempre con humildad, ayudando a quien lo necesite y cuidando la familia, para cuando partamos dejemos un buen recuerdo y estemos en paz.

La humildad es algo muy bello que deberíamos tener todos. Pero esa soberbia de la gente. !!!que se cree mejor que otro, es por eso que hay muchas personas con un corazón vació. Si supiera que la humildad es una cualidad que nos hace grande.

La humildad no es ser pobre materialmente, la humildad viene del corazón limpio, sin malicia y con sinceridad al prójimo. Hay personas que dicen o que se sienten grandes por tener una gran fortuna, como si se la pudieran llevar cuando partan de este mundo. Lo únicos que nos llevamos son las buenas acciones de corazón y tratar bien el prójimo como a ti mismo.

Disfruta lo que tengas en vida y dale buen uso, pues lo único que nos llevamos son nuestras vivencias. Disfrutemos lo poco que tenemos siempre dando gracias al Señor por todo. Recuerda siempre estas palabras: “Nada traes y Nada te llevas, procura andar por la vida con Humildad”.

Porque la vanidad y orgullo no deja nada bueno, y cuando llegue la hora que nos toque partir de este mundo nos vamos sin nada, y por eso hay que tratar de vivir con humildad y hacer cosas buenas, pues es lo único que dejaremos para que siempre nos recuerden con cariño.

Llegamos sin nada y así nos vamos. Hagamos obras buenas y ayudemos al más necesitado con lo que podamos y seamos humildes no soberbios, ni altaneros, ni prepotentes. Ser humilde es lo más preciado y hermoso que pueda tener una persona.

A todos nos gustan y nos hacen falta las cosas materiales, pero eso no lo es todo, hay cosas súper importantes, que a veces no valoramos tanto como debiéramos y es el amor no solo a los hijos, sino también a la familia, a los amigos, a nuestro Padre Celestial, eso vale más que nada. Y eso es lo que dejamos en nuestro paso por la vida, y también lo que nos llevamos. Vive con humildad y amor hacia todos y hacia cada cosa que hagas.

Compartir

Comentarios